-Enseñar la historia.

-Educar a las nuevas generaciones.

-Aprender del pasado para que estos hechos no se repitan.

-Promover la tolerancia entre seres humanos.

-Construir un mejor futuro sin violencia.

Trascender como una institución que sea autoridad en la temática relacionada a la memoria histórica de los genocidios, la tolerancia y los Derechos Humanos; tanto a nivel nacional como internacional.